Viajes

Nuestro viaje en coche por la Toscana y Cinque Terre

Uno de los viajes que siempre habíamos querido hacer era el de La Toscana, tan romántico y bonito y al fin el año pasado nos decidimos. Además quisimos aprovechar para acercarnos a conocer Cinque Terre ya que disponíamos de coche y no quedaba lejos del recorrido por la Toscana.

La Toscana

Volamos a Pisa desde Madrid, en el mismo aeropuerto alquilamos un coche y desde ahí comenzamos el recorrido. Paramos en Lucca, con murallas renacentistas bien conservadas que rodean el centro histórico de la ciudad y calles adoquinadas, merece por lo menos una visita de medio día, nosotros aprovechamos para comer allí unas pizzas y comenzar a degustar la gastronomía italiana que a ambos nos encanta.

De Lucca salimos hacia Florencia donde ya habíamos estado alguna vez pero nunca juntos, así que fue bonito volver a descubrir la ciudad pero esta vez con él. Nos alojamos dos noches en un B&B, Il Viaggiator Leggero, que estaba bastante bien situado para ir andando al centro pero no tenía parking, y si vas con coche a Florencia es casi imprescindible.

Salimos de Florencia por una carretera preciosa con vistas a los típicos campos de la Toscana, llenos de viñedos y pueblos empedrados que merecen una visita corta. Llegamos a San Gimignano, un pueblo situado sobre una colina donde nos alojamos una noche. Está rodeado por unas murallas que datan del siglo XIII. El horizonte urbano del pueblo se compone de torres medievales, por eso es conocida como el ´Mahattan medieval´. Nos alojamos a las afueras en Hotel Pescille, una preciosa casa de campo típica de La Toscana que recomendamos totalmente si buscáis alojamiento en San Gimignano. Aquí fue donde mi hoy marido me propuso matrimonio, así que no puedo tener mas que recuerdos bonitos de este lugar.

Seguimos nuestra ruta hacia Volterra, otro pueblo medieval situado en una colina. Famosa a parte de por su importancia arquitectónica por la saga de ´Crepúsculo´, donde la novela sitúa a los personajes en Volterra mientras que las escenas se grabaron en la vecina ciudad de Montelpuciano.

Desde Volterra nos dirigimos a Siena, ciudad que también conocíamos pero nos apetecía visitar de nuevo. Aquí nos alojamos una noche en La Chicca B&B Siena, estaba bien situado y se podía aparcar por la zona fácilmente. Es una de las ciudades mas atractivas de Italia y su centro histórico ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Imprescindible sentarse en una de las terrazas de la Piazza del Campo, eso sí, tened en cuenta que nos cobraron 16€ por dos cervezas, pero mereció la pena pasar ese ratito sentados disfrutando del ajetreo de la plaza.

Me hacía ilusión visitar Cortona, el escenario donde tuvo lugar una de mis películas favoritas, Bajo el sol de La Toscana, aunque realmente muchas de las locaciones se llevaron a cabo en Montepulciano. La visita en Cortona es rápida, pues es otro pueblo medieval muy parecido a los que ya habíamos visitado, por lo que no merecía la pena pasar mucho tiempo allí.

Subimos un poco hacia Arezzo, donde nos alojamos una noche en el B&B Lory´s House, bien situado y muy coqueto, lo recomendamos también para estancias cortas. Se trata de una ciudad muy agradable para pasear y ver tranquilamente. Sirvió de escenario para otra de mis películas favoritas , La vida es bella (pudimos encontrar la librería del protagonista). Imprescindible visitar en Arezzo La Piazza Grande, la Piazza del Duomo con su Catedral, el Palazzo Petrorio o la Iglesia de San Francesco.

Seguimos nuestro camino hacia Pienza (Patrimonio de la Humanidad) y situada en lo alto de una colina desde la que se observan unas vistas extraordinarias del valle. Algunos de los lugares a visitar son la Piazza Pio II, el Palazzo Pubblico y las puertas medievales, y por supuesto degustar y comprar queso Pecorino, típico de la zona.

Hicimos noche en San Quirico D´Orcia, un pequeño pueblo encantador y nos alojamos en Casa Mac & Rose, la habitación era bastante grande y la dueña de la casa muy atenta. Fue una visita breve ya que teníamos un rato de viaje hasta llegar a la costa de la Toscana. Llegamos a Castiglione della Pescaia, un pintoresco pueblo rodeado de amplias playas y bosques de pino protegidos. Después de un agradable paseo continuamos hacia Piombino, una pequeña villa costera desde donde parten los ferries hasta la Isla de Elba. Seguimos nuestro camino para llegar a San Vincenzo, donde hicimos noche alojándonos en Casamare Hotel y pudimos aprovechar un rato la playa de la localidad.

Seguimos subiendo por la costa hasta llegar a Livorno, paramos poco rato porque la verdad no le encontramos mucho encanto y no queríamos perder mucho tiempo allí ya que teníamos que llegar hasta Portovenere, nuestro siguiente destino…

Cinque Terre

Decidimos alojarnos en Portovenere para desde ahí, visitar Cinque Terre. Nos alojamos dos noches en Residence Le Terrazze y la elección no pudo ser mas acertada. Es un coqueto hotel con una playa justo enfrente que tuvimos la suerte de poder disfrutar para relajarnos después de muchos días de ruta. Además cuenta con parking privado, imprescindible en Portovenere porque si no es casi imposible aparcar. El paseo hasta el centro es muy agradable, disfrutando de unas preciosas vistas a la bahía. Nos encantó Portovenere, un pueblo con mucho encanto y belleza.

El día siguiente lo dedicamos en su totalidad a visitar Cinque Terre. La forma de visitar los pueblos desde Portovenere es en barco, que sale a determinadas horas y te va dejando en los pueblos para que puedas visitarlos a tu aire. Es más caro que hacerlo en tren pero desde mi punto de vista merece la pena. A pesar de ser Octubre había bastante gente, así que no quiero imaginar como estará en verano, creo que la época ideal para visitar Cinque Terre es a principios de otoño o primavera. Paramos en 4 de los 5 pueblos, (Vernazza, Monterosso, Manarola y Riomaggiore) ya que Corniglia no tiene contacto con el mar, y la verdad es que no nos hubiera dado tiempo a más, pues el último barco de vuelta salía pronto.

De Portovenere volvimos a Pisa, donde teníamos que coger el avión de vuelta y aprovechamos para visitar la ciudad, aunque ya habíamos estado en otras ocasiones y con el cansancio que llevábamos acumulado sólo nos dedicamos a comer (la mejor pasta carbonara que he probado nunca) y a visitar la zona de la Torre y el Baptisterio. Teníamos que coger pronto el avión así que nos alojamos en Camere Aeroporto/Stazione Pisa que estaba a tan sólo 400 metros.

Y hasta aquí nuestro viaje por La Toscana y Cinque Terre, espero que os ayude si estáis planeando hacer este viaje, para nosotros ha sido uno de los mejores, bastante cansado pero merece la pena hacerlo por lo menos una vez en la vida.

Anuncio publicitario

1 comentario en “Nuestro viaje en coche por la Toscana y Cinque Terre”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.